lunes, 3 de diciembre de 2012

Más alto, más libertad

No hay mayor soledad que la que se siente rodeado de gente en el tumulto de una ciudad.
No hay mayor sensación de plenitud que la que se siente a solas en plena naturaleza. 
Más si sopla el viento, no sé porqué. Cuando la brisa te da en la cara, o una ráfaga de aire con toda inmensidad, parece que el mundo es mejor, parece que los problemas serán menos cuando vayas a casa, que las tristezas son insípidas en la marea de sensaciones que produce la montaña. Si añades sensación de velocidad, más aún. Si miras a un horizonte amplio desde una cima, te engrandeces. Y así ha sido siempre. Más alto, más libertad. A ras de suelo, todo se ve más sucio. Y sin embargo, ahí vivimos. 
Más alto, más ves a tu alrededor. Más visión para elegir un rumbo, más ventajas para decidir, más limpia será tu mirada. A fin de cuentas, en la vida no paramos de bajar y subir, bajar, y volver a subir, caer, y levantarnos. 





8 comentarios:

  1. Es como si el viento nos lavase la cara, y al estar solos somos más nosotros para decidir que hacemos con nuestra vida y con esa libertad que necesitamos.

    BESICOS, SOY NUEVA POR AQUÍ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida entonces Ana, y gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. Al final somos como Juanito Oiarzabal y Edurne Pasabán, ellos escalan altas montañas de tierra, roca y hielo, y nosotros,.. escaladores de la vida. Ellos se aclimatan antes de atacar una cima, nosotros tenemos que tener la mente bien despejada, bien oxigenada para asimilar todo lo que tenemos aquí abajo.

    Besos Ana,..que tengamos una buena escalada. :-)

    ResponderEliminar
  3. El corazón nos sorprende en ocasiones determinadas.
    Recuerdos dos momentos verdaderamente plenos de felicidad y sucedieron paseando por el campo. Alcanzar el sueño de vivir en plenitud, de tener los pies en la tierra y saborear todo lo que piensas con aquello que te rodea, es verdaderamente mágico. Si alguien sabe a qué me refiero, es porque ha vivido esa dicha.
    Muchas veces la soledad y el silencio son los mejores amigos. Disfrutar de mi mundo interior es algo que suelo hacer con frecuencia. La belleza de todo aquello que me motiva es un aliciente rico en sensaciones. El buen sentir, aviva los momentos más agradables incluso, la vida nos canta nuestra mejor canción con esa melodía y palabras exactas.
    Valorar lo que somos y valorar todas aquellas cosas que nos enriquecen, son motivos para tener recuerdos que van y vienen en los momentos que les echan mano.
    Ojalá los momentos de soledad no se conviertan a veces en esa amargura no deseada. Desde mi punto de vista, en la soledad y en el silencio se hallan los más increibles tesoros.

    Feliz almuerzo amiga.

    ResponderEliminar
  4. Esa "brisa en la cara" y la "sensación de velocidad" es lo que nos saca del letargo. A veces tus letras van cargaditas de sal a toda velocidad hacia nuestras alas. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. con tanto subir y bajar...acabé cansado

    ResponderEliminar
  6. Es cierto. Como penerse a mirar un mapa, todo se ve más compartimentado, aunque no sé si mejor.

    ResponderEliminar
  7. Siempre es mejor ver las cosas desde la perspectiva de la distancia...

    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar

Te gustará también

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...